Solo o acompañado, la idea de una casa rodante que puedes llevar a conocer lugares que siempre has soñado, es probablemente una de las mejores para realizar un viaje. De repente todo lugar es una opción que se adapta a cualquier bolsillo. Tienes un destino o varios destinos, trazas una ruta o improvisas, en cualquier caso, te dejas llevar por el camino y los paisajes y las experiencias que estos te deparen. Conoces lugares que jamás imaginaste o creíste que existían, y visitas una lista de sitios que tenías pendientes. Vas a playas, montañas y selvas, cruzas regiones, cambias de climas, vas a dónde quieres y tienes todo lo que necesitas en tu mismo vehículo.

Toda esta libertad de movimiento no quita que se necesita algo de preparación. Primero que nada debes conseguir un camper. Si este es tu estilo de viajes, considera comprar uno. Si es algo que deseas hacer tan solo en una ocasión específica, puedes buscar un camper de alquiler.

Una vez que tienes tu casa rodante, es momento de prepararla. Organiza la comida para el número de días que estarán en la carretera hasta encontrar un mercado cercano a algún lugar que visites y para el número personas que viajan en el camper. Seguro comerás en varios lugares, pero esta será tu casa por días o semanas, asegurarte de tener suficiente comida y bebidas para el camino es esencial. Haz un calendario o lista que detalle desayunos, almuerzos y cenas para que sea algo en lo que ya no tienes que pensar una vez que inicie el viaje. Debes tener en cuenta que el espacio es reducido y el refrigerador y congelador son más pequeños que los que tienes en tu casa. Lleva la mayor cantidad de alimentos de carácter no perecible como enlatados en porciones individuales que consumas por completo una vez abiertos.

La organización y el orden es importante cuando viajas en un espacio relativamente reducido. No lleves más ropa de la que necesitas y planifica adecuadamente dependiendo del clima y los lugares que visitarás. Lleva solamente lo necesario, dobla la ropa luego de usarla y separa claramente la que esté sucia de la que esté limpia. Asegurarte de mantenerla en orden logrará que ocupe menos espacio y podrás convivir de mejor manera, especialmente si viajas acompañado.

¡Escoge un destino! Aun si planeas improvisar el camino, debes tener un lugar en mente al cual deseas llegar. Así te será más fácil saber cuántos días demorarás en llegar y regresar y si se ajusta a la cantidad de días que tienes disponibles. Calcula la cantidad de tiempo que vas a manejar a diario, las distintas paradas y los lugares donde dormirás. Un destino también te ayudará a saber qué cosas interesantes hay en camino y qué actividades puedes realizar día a día.

No te olvides de realizar una revisión técnica previa del vehículo. El camper no solo será tu medio de transporte si no también tu casa y debe estar funcionando todo a la perfección para que puedas concentrarte en divertirte y no en estar reparando averías a mitad del camino.

Viajar en camper es la mejor idea, vayas solo con amigos o con tu familia, hay diversión asegurada para todos. Te sentirás conectado con la naturaleza y sus paisajes y disfrutaras de la simpleza y la complicidad. Una aventura imperdible o un estilo de vida. Asegúrate de llevar todo lo necesario, ni más ni menos, encontrar al acompañante ideal y prepárate para un viaje inolvidable.

Fuente:

http://campernin.com/blog/viajar-en-camper/

Déjanos un comentario

Un espacio para compartir las ultimas tendencias en automovilismo, noticias de de las mejores marcas lanzamientos, nuevas tecnologías y tips para nuestros usuarios.

Para más información escríbenos:

camila.campuzano@olx.com