Sea que trabajes en construcciones o en el campo, los tractores son indispensables para realizar trabajos pesados, además de ser estéticamente atractivos por su fuerza y tamaño. Seguramente, si cuando eras niño viste uno, se convirtió en un sueño subirte y manejarlo. Creemos que es el sueño aun de muchos adultos que llevan a su niño interno y muchas veces sus necesidades laborales se convierten en la excusa perfecto para tenerlo o porque no, solo tener uno por gusto en tu finca o terreno.

Un tractor es un vehículo automotor que se utiliza para remolcar, arrastrar, empujar o extraer y realizar distintas tareas agrícolas, de construcción, de paisajismo y hasta de náutica. Su potencia, sus colores vivos, sus neumáticos enormes que se adhieren a casi cualquier terreno son partes necesarias para cumplir el sin fin de funciones para las que están diseñados. Cada tipo es distinto, diseñado específicamente para que, controlados, agiliten el trabajo del humano en diversos ámbitos.

Se dividen, a grandes rasgos, según el sector de trabajo al que pertenecen, según la tracción que tienen al terreno, y por último, según el tamaño y la actividad que realizan.

Sector de trabajo:
  • Agrícola: utilizados en trabajos agrícolas: como extracción, cosecha, plantación, remoción de terrenos y más.
  • Industrial: utilizados en trabajos industriales como: la construcción de edificios y carreteras, excavación de terrenos, minería y otros.
Tracción al suelo:
  • Tractores con llantas: no se utilizan en trabajos que requieren de tanta tracción, pensados para moverse de un lugar a otro con facilidad y velocidad para realizar sus funciones en varios lugares sin demora excesiva.
  • Tractores Oruga: se les conoce también como bulldozers y están diseñados para los terrenos más difíciles e irregulares, por lo que prometen mayor tracción.
Actividad y tamaño:
  • Pequeños: hay de tracción simple para huertos y suelos regulares y de transmisión doble para terrenos en pendiente y húmedos y de ruedas iguales o desiguales, dependiendo su función. Su potencia es menor.
  • Medianos: Los de tracción simple están diseñados para labores agrícolas relacionados a la fruticultura. Los de doble tracción hay articulados y rígidos y exponen más potencia y adherencia al suelo para labores un poco más complicadas para terrenos en pendiente o húmedo.
  • Grandes: son los más potentes y, en algunos casos, veloces. Los de tracción simple son para terrenos secos y los de tracción doble realizan trabajos más pesados en terrenos dificultosos por pendientes y humedad.

Fuente:

https://www.tractoresymaquinas.com/tipos-de-tractores-usos-principales/

Déjanos un comentario

Logo OLX AUTOS Blog - blanco

Un espacio para compartir las ultimas tendencias en automovilismo, noticias de de las mejores marcas lanzamientos, nuevas tecnologías y tips para nuestros usuarios.

Para más información escríbenos:

camila.campuzano@olx.com