Pareciera que la industria de la construcción es una que no para de crecer. Si bien durante muchos siglos fue una cuestión guiada principalmente por tendencias culturales y artísticas, ahora el diseño parece estar más en un espectro global y absolutamente libre. La globalización ha logrado que la creatividad no tenga límites: la arquitectura y la imaginación van de la mano exponencialmente.

El trabajo de los constructores es hacer realidad los sueños de diseñadores y arquitectos. Lo sustancial es que no importa que tan excéntrico sea un diseño, un plano o una idea, la maquinaria pesada de construcción, es indispensable para hacerlo realidad. Probablemente construir las pirámides de Egipto hubiera sido más sencillo con la tecnología moderna, pero hasta los antiguos egipcios utilizaban sistemas como poleas para lograr construir lo que tenían en mente.

Eso nos lleva a la propia estética y encanto de la maquinaria pesada. Un ojo crítico puede llegar a ver belleza en donde sea, aun en un enorme vehículo de remoción de tierras. Y aunque no todos tenemos aquel ojo artístico, sabemos que todos tenemos un ojo que percibe el mundo con la inocencia de cuando éramos niños. Con esto me refiero a que casi todos los niños que he conocido, sueñan con manejar uno de esos tractores gigantes. Y ese ojo niño y curioso, perdura en la adultez, haciendo a estos vehículos tan atractivos como lo fueron en aquel momento.

Estas fascinantes maquinas automotoras construyen puentes, túneles, hospitales, colegios, oficinas y viviendas. Y como son necesarias para tantos propósitos, se dividen en varios tipos. Pero hay cuatro maquinarias que son las más comunes e indispensables:

Demoledoras:

El trabajo de la demolición usualmente se concibe para previas construcciones que deben ser derrocadas, sin embargo, se utilizan también para demoler elementos naturales. Algunos ejemplos son la bola demoledora y el martillo mecánico hidráulico.

Excavadoras:

Hay una enorme diversidad de excavadoras que varían de acuerdo a tamaño y tracción, por lo que sirven para realizar desde trabajos pequeños de excavación, hasta enormes hoyos, terrestres y subacuáticos.

Tractores:

Hay tractores de ruedas y tractores oruga. Se utilizan para mover la tierra y diversos materiales y para el aplanamiento de terrenos.

Cargadores:

Se utilizan tanto en construcción como en minería. Como su nombre lo indica, cargan y transportan tierra, rocas y todo tipo de materiales. Hay distintos tipos y tamaños dependiendo del trabajo a realizarse.

La maquinaria de construcción pesada cuenta, en todos los casos, con sistemas de tracción que varían dependiendo de la dificultad del terreno, pero que las mantienen adheridas al mismo, bajo cualquier circunstancia. Tienen potentes motores y sistemas de movimiento para facilitar las maniobras necesarias. Por todo esto eran parte de nuestras fantasías de infancia. Su grandeza nos parecía inalcanzable y la replicábamos en cajas de arena, lodo, jardines y más. ¿Estás listo para encontrar al niño que hay en ti?

Fuentes:

https://www.creditoreal.com.mx/blog-credito/maquinaria-pesada-indispensable-en-una-constructora

https://es.wikipedia.org/wiki/Maquinaria_de_construcci%C3%B3n

Déjanos un comentario

Un espacio para compartir las ultimas tendencias en automovilismo, noticias de de las mejores marcas lanzamientos, nuevas tecnologías y tips para nuestros usuarios.

Para más información escríbenos:

camila.campuzano@olx.com