Las llantas de tu auto son la parte más propensa a daños, cortes, raspaduras y demás. Son esos zapatos que usabas de niño todos los días, con los que saltabas, corrías por el lodo y trepabas a todos lados. Tus llantas, al igual que esos zapatos, se desgastan y rompen por el uso, por lo que deben ser revisadas, reparadas y cambiadas para evitar accidentes. Ni tú ni tu automóvil pueden andar con zapatos rotos.

Es importante que te fijes en el compuesto de tus llantas. Si éste es duro, entonces tendrá menor adherencia y te dará mayor velocidad, si en cambio es suave, tendrá mayor adherencia y utilizará más fuerza del motor. Un compuesto intermedio te dará un balance adecuado si es que está creado con materiales de alta calidad, que generalmente componen a las llantas más costosas, pero te evitarán accidentes y, a largo plazo, te ahorrarán más dinero.

Otro aspecto al que le debes poner atención es el alineado y balanceado de las llantas. Este procedimiento asegura que no haya diferencias de peso al girar los neumáticos, minimizando la vibración de la llanta al rodar y ayudando a generar estabilidad al conducir. Estas diferencias suceden por desgaste de las llantas y pueden generar problemas en la suspensión del auto y vida útil de la llanta. Para asegurarte que esto no suceda, si notas que tu volante vibra cuando vas a mayor velocidad o llegas a sentir que no puedes controlarlo o quizás el piso del auto vibra, tu automóvil requiere del proceso de alineado y balanceo de llantas.

Para evitar el desgaste desigual de las llantas es necesario hacer una rotación de las mismas cada 6 meses. Dependiendo de la posición de la llanta esta se desgasta más o menos por las diferentes fuerzas que realizan. Las delanteras son las que se desgatan más rápido por estar direccionadas por fuerzas opuestas. Si tu auto tiene tracción delantera, debes cambar la llanta derecha delantera por la derecha trasera y viceversa. Si en cambio el vehículo tiene tracción trasera, la llanta delantera derecha se intercambia con la trasera izquierda y viceversa.

Finalmente, las llantas tienen una fecha de caducidad que se encuentra a un costado de las mismas, generalmente dentro de una forma ovalada. Una vez caducadas, o si por mal mantenimiento están desgastadas o rotas, te aconsejamos que las cambies por llantas de la misma medida, puesto que, si tienen un rin menor al de las que vienen con el auto, estas se desgastarán rápidamente y podrán quitarte estabilidad, además de exponer la superficie inferior a golpes por hacer a tu auto más bajo. Revisa también que el labrado sea el adecuado para tus necesidades de manejo, dependiendo de los terrenos y suelos que más acostumbras. Asegúrate de que tus nuevas llantas cumplan con  los requisitos del fabricante de tu automóvil, para mayor seguridad y durabilidad.

Problemas como el desgaste anticipado e irregular, insuficiente adherencia al pavimento, imperfecciones y defectos y una corta vida útil se pueden evitar comprando neumáticos de calidad, que además te evitarán accidentes. Son una inversión mayor, pero a largo plazo te ahorran dinero y garantizan tu seguridad y la de tu automóvil.

Fuentes:

https://blogdellantas.com/2018/04/11/la-ventaja-de-un-buen-compuesto-en-la-llanta/

https://blogdellantas.com/2018/01/24/por-que-es-importante-la-rotacion-de-las-llantas/

https://llantas247.com/blog/como-elegir-las-mejores-llantas-para-tu-auto-b18.html

Déjanos un comentario

Logo OLX AUTOS Blog - blanco

Un espacio para compartir las ultimas tendencias en automovilismo, noticias de de las mejores marcas lanzamientos, nuevas tecnologías y tips para nuestros usuarios.

Para más información escríbenos:

camila.campuzano@olx.com