La propuesta automotriz de China

Tomar la decisión de adquirir un auto toma tiempo. Tras analizar una gran cantidad de factores como el presupuesto, se busca una variedad de modelos que se acoplen a él…
Leer más

Tomar la decisión de adquirir un auto toma tiempo. Tras analizar una gran cantidad de factores como el presupuesto, se busca una variedad de modelos que se acoplen a él tomando muy en cuenta sus variaciones en cuanto a seguridad, funcionalidad, espacio, etc. Pero existe un factor muy importante que trasciende estas funcionalidades tangibles, algo tan importante que hace y deshace ventas en mercados en todo el mundo: el posicionamiento de marca.

El posicionamiento de cada marca de automóviles en el país se reduce a lo que pensamos de una marca como tal, más allá de su oferta real. Al pensar en una palabra que describa a marcas como Renault, Peugeot, Chevrolet o Volvo, determinamos cómo están posicionadas en nuestra cabeza. Elegante, seguro, innovador, son algunas de las palabras que llegan a nuestra mente al pensar en una marca.

Cuando pensamos en marcas chinas aparecen muchas inquietudes. Este es el problema que enfrentan las nuevas marcas que ingresan a países latinoamericanos, una lucha constante frente a una mala racha proveniente de un pasado reciente, cuando varias importadoras ingresaron autos de este origen a diversos países sin certificaciones ni respaldos.

Estudios de neuromarketing demostraron que el 80% de decisiones de compra son emocionales. (Carolina Marín, 2018) Siendo así no llega como una sorpresa que aun cuando las marcas de automóviles chinos presentan modelos entre 15% y 35% más económicos que los de la competencia y en la mayoría de casos, mucho mejor equipados, cuando llega el momento de decidir, los consumidores se encuentran con dudas.
Los autos de denominación China logran alcanzar sus precios, no por reducir calidad o usar piezas baratas, sino por lograr acceder a mano de obra de menor costo y tener una infraestructura de distribución innovadora y eficiente. Las importadoras de estos automóviles, conscientes del problema, han tomado medidas en el asunto.

En primera instancia, muchas de ellas garantizan la existencia de repuestos para todos sus autos por hasta 10 años, evitando largos tiempos de espera en arreglos. Además, son cuidadosas de traer vehículos con modelos que respondan a necesidades del mercado. Desde el Chery QQ por ejemplo, que compite con los modelos económicos y compactos, al BAIC X25 que corresponde a la gama de los SUV´s. Todos ellos ofreciendo excelentes garantías con todos los equipamientos necesarios como radio bluetooth, aire acondicionado, vidrios automáticos, etc.

Además de contar con una oferta adaptada al mercado de cada país, marcas como Baic, Chery, Dongfeng, Changan y otras, han tenido importante participación en ferias de automóviles para tener un contacto directo con su público. Han logrado impulsar sus ventas con ofertas y planes de financiamiento, atacando una necesidad puntual del mercado: autos de alta gama a menores precios. Así, han logrado aumentar significativamente su nivel de competitividad frente al mercado local e internacional.

Comentarios

Déjanos un comentario

Un espacio para compartir las ultimas tendencias en automovilismo, noticias de de las mejores marcas lanzamientos, nuevas tecnologías y tips para nuestros usuarios.

Para más información escríbenos:

camila.campuzano@olx.com