La decisión de cambiar de auto es algo que no se debe tomar a la ligera, ya que esta idea ronda nuestra mente casi desde el momento en que hemos comprado nuestro primer auto. Tanto así que uno de los aspectos más importantes al momento de comprar un auto, es escoger uno que sea fácil de vender y cuyo valor en el mercado se reduzca lo menos posible con el paso de los años.

Se cree usualmente que hay que cambiar de automóvil cuando tiene entre 100,000 y 200,000 km de recorrido, tanto por vejez, como por que empiezan a fallarle partes frecuentemente. Sin embargo, un auto cuyo mantenimiento es constante puede durar hasta los 500,000 km sin necesidad de un cambio total o parcial del motor.

El buen mantenimiento del vehículo depende del cuidado que se tenga con el mismo y de la periodicidad de sus revisiones, cambios de aceite adecuados, seguimiento de las instrucciones del fabricante, uso de repuestos originales y materiales de buena calidad en un taller certificado.

Por esto es necesario cuidarlo y saber cuándo reemplazar ciertas piezas o partes del mismo. Así lograrás aumentar la vida útil del auto y, sea para uso personal y para la venta, asegurarás que siga siendo una máquina segura de utilizar. Los discos de frenos, bujías, amortiguadores, llantas, filtros, iluminación, refrigerante, batería y bomba de agua son algunas de las piezas que hay que revisar, reparar y cambiar cada cierto tiempo. La revisión general cada 5,000 km es esencial, ya que te ayudará a saber qué es lo que tu vehículo necesita para estar en perfecto estado.

TIPS:

– Al momento de cambiar de automóvil es útil saber el récord del auto, dónde fueron hechos los mantenimientos y el historial de accidentes y cambios de partes, en caso de que este no sea nuevo.

– Si lo que quieres es recuperar lo que más puedas del valor de tu vehículo no esperes más de 5 años para hacer el cambio, puesto que el modelo estará probablemente vigente todavía y el auto no tendrá mayores daños.

– Si no estás seguro de cambiar de auto, debes considerar que los modelos más actuales cada vez consumen menos gasolina por kilómetro y contaminan menos, además de ser más seguros y cómodos.

– Piensa en tus nuevas necesidades o impedimentos, dependiendo de tu estado civil, número de familiares, trabajo y lugares frecuentes que visitas. Si un cambio de automóvil soluciona tus necesidades, es muy probable que lo hagas tarde o temprano y es mejor hacerlo cuando aún puedes recuperar parte de tu inversión anterior.

Déjanos un comentario

Un espacio para compartir las ultimas tendencias en automovilismo, noticias de de las mejores marcas lanzamientos, nuevas tecnologías y tips para nuestros usuarios.

Para más información escríbenos:

camila.campuzano@olx.com